EL GRAN ENEMIGO DE LA PROCASTINACIÓN: LA GESTIÓN DE PROYECTOS.

Asana en Flecher

EL GRAN ENEMIGO DE LA PROCASTINACIÓN: LA GESTIÓN DE PROYECTOS.

Introducción a la gestión de proyectos

En la gestión de proyectos, el tiempo es ese factor clave, juez y parte que dictamina la eficiencia en nuestro puesto de trabajo.

En cómo lo administramos no solo reside la calidad de nuestro trabajo sino la capacidad que tengamos de atender imprevistos sin que nuestras cervicales se resientan.

 La planificación de tareas es el gran enemigo de la procastinación porque…

¿quién no ha pensado al enfrentarse a su lista de tareas, “lo hago mañana”?

 Y es que, existen diversas causas, internas, externas e incluso “ladrones del tiempo” (reuniones, redes sociales, visitas no planificadas…) por lo que, identificarlas nos va a permitir no solo establecer una planificación real sino priorizar diferenciando lo urgente de lo importante; y esto en un rol de dirección de cuentas, es vital.

Dedicar tiempo a la gestión del tiempo es necesario

Estructurar el proceso y la vida de los proyectos no es baladí, se torna necesario (aunque suene incongruente) dedicarle a tiempo a formarse y ordenarse las ideas. Aprender a ser agile, no es cuestión de fé y tampoco es cosa de gigantes.

 ¿Empezamos?

Leer este blogpost es importante (tan solo te llevará cinco minutos) pero no es urgente.

Si sigues leyendo es porque (realmente) necesitas tener clara esta diferencia para que tu jornada de trabajo fluya y en consecuencia se revierta la incidencia en el resto de departamentos.

El gestor de proyectos: La fuerza visible.

Ponerse a los mandos de una herramienta de gestión de proyectos te permitirá ejecutar todas las tareas asociadas a cada proyecto o cliente dentro del ciclo de vida del mismo.  Para un gestor de proyectos, estas herramientas proporcionan información a todos los niveles ayudándole a gestionar y planificar, identificar riesgos, conocer los plazos de entrega, equilibrar las cargas de trabajo, administrar horarios y coordinar las tareas de su equipo.

¿Cuál es la mejor herramienta de gestión?

Es importante entender que no existen herramientas mejores o peores si no que se adecuan mejor o peor a nuestra organización y a sus procesos.Una herramienta de gestión de proyectos no es una agenda personal, es un software compartido que busca la eficiencia en los procesos interdepartamentales.Por tanto, la recomendación es empezar con un módulo gratuito en varias y dedicarle tiempo a identificar cuál de ellas recoge mejor nuestro modo de operar.

En el caso concreto de agencia, usamos Asana para favorecer el tránsito de los proyectos de manera interdepartamental combinado con Slack, un software de mensajería instantánea con un foco muy dinámico.

Un tándem para el cumplimiento de tu reloj: Asana & Slack

Asana por ejemplo cuenta con una versión free o básica pensada tanto para usuarios individuales como para equipos que están empezando a gestionar proyectos.

Si sigues leyendo este artículo es porque te encuentras precisamente en este punto, en la fase de plantearte, de hacerte preguntas un tanto incómodas tipo… ¿por qué si casi duermo en la ofi no me da tiempo a hacer todo?

Quizás, empezar a gestionar tus tareas, visualizar la lista diaria, el calendario con las fechas de entrega, asignar responsables y COLABORAR con el equipo te ayudará a ir dándole respuesta de manera satisfactoria.

Por aquí te dejo una demo de la herramienta:

Asana en Flecher

Por otro lado Slack, o como ellos mismos se definen “el motor de tu trabajo” hace que trabajes en pro de la agilidad; agilidad en la toma de decisiones, en el proceso de trabajo gracias a sus múltiples opciones de compartir, conversar etc.

Quizás lo que la convierte todavía más en un must de tu día a día es las opciones de integración con tus otras herramientas de trabajo, por ejemplo Drive, Outlook, Gmail….

¿Todavía no te he convencido? ¿Eres un agnósticx del poder de la liquidez en la comunicación?

Entonces deberías conocer sus casos de éxito.